De dónde viene Santa Claus

Hacia el siglo II un sacerdote cristiano llamado Nicolás abandonó Italia, para difundir en Asia la palabra de Dios. Siendo misionero, fue trasladado a Myra, para ser nombrado obispo. Murió un 6 de diciembre, fue proclamado santo e inspiró la figura de Papá Noel. La figura de Santa Claus, con la estética que ahora conocemos, es una invención estadounidense del siglo XX, si bien se basó en la vida y la leyenda de San Nicolás. Actualmente, se designa al mismo personaje en los distintos países, como Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás. Aunque en ciertos lugares el día de San Nicolás se celebra el 6 de diciembre. El nombre Santa Claus es una contracción de Sanctus Nicolaus, y se refiere específicamente a San Nicolás de Bari, quien fuera Obispo de Mira en el S. IV, personaje de una enorme bondad y protector sobretodo de los niņos. Se creó sobre él una bonita leyenda que decía que por las noches repartía regalos entre los necesitados y los niņos.

 En el medioevo, la imagen de San Nicolás era la de un arzobispo de barba blanca que viajaba en un caballo, acompaņado de un sirviente moro llamado Pedro el Negro. En una gran bolsa llevaba regalitos para repartir a los niņos obedientes y un manojo de varas para los desobedientes.

 Santa Claus llegó al continente americano traído por los colonos holandeses. Pero fue la literatura la que se encargó de hacerlo bastante popular en el siglo XIX; primero, un relato de Washington Irving lo dio a conocer y, luego, un poema de Clarke Moore lo describió como un simpático duende, ataviado con pantalón y chaqueta de color rojo vivo, con ribetes de peluche blanco, y grandes botas negras.

 Entre 1860 y 1880, el ilustrador Thomas Nast reforzó aún más la leyenda del personaje, que aparecía fabricando regalos en su taller del Polo Norte y tenía una lista de niņos buenos y malos de todo el mundo.

 Pero el Santa Claus que todos conocemos hoy,  proviene de una campaņa publicitaria lanzada por The Coca-Cola Company en 1931. Esta vez, el encargado de darle un nuevo aspecto al personaje legendario fue el dibujante Habdon Sundblom y desde entonces fue adoptado casi universalmente. Todos recordamos al vejete simpático de larga barba blanca , capucha roja y chaqueta roja con adornos de piel en blanco. Y hoy conocido como símbolo del tiempo de Navidad.

>